Una periodista filipina es condenada a 6 años por injurias

001

Una periodista galardonada y crítica con el presidente de Filipinas fue condenada el lunes por calumnias y sentenciada a prisión, en una decisión descrita como una gran golpe a la libertad de prensa en un bastión de la democracia en Asia.

La corte en Manila declaró a Maria Ressa, su sitio web de noticias Rappler Inc. y al exreportero Reynaldo Santos Jr. como culpables de difamar a un adinerado empresario. El artículo publicado en Rappler el 29 de mayo de 2012 mencionó un reporte no especificado de inteligencia que relacionaba al empresario con un asesinato, tráfico de drogas y de personas y contrabando.

Los abogados del sitio web negaron que hubiera malicia en la publicación y alegaron que el plazo para demandar por difamación había expirado.

“Para mí, esta decisión es devastadora porque básicamente dice que Rappler, que nosotros estamos equivocados”, dijo Ressa en una conferencia de prensa tras el fallo. Con un nudo en la garganta, prometió que “seguiremos peleando” y pidió a periodistas y filipinos que siguieran luchando por sus derechos “y hagan rendir cuentas al poder”.

Ressa fue condenada a hasta seis años de prisión, aunque no fue arrestada en un primer momento. El año pasado presentó una fianza y su abogado, Theodore Te, dijo que apelarían el veredicto.

“El veredicto contra Maria Ressa resalta la capacidad del abusivo líder de Filipinas de manipular las leyes para perseguir a voces críticas y respetadas en los medios, sin importar el coste para el país”, dijo Phil Robertson, de Human Rights Watch, añadiendo que el veredicto era “un ataque frontal a la libertad de prensa, que es crucial para proteger y preservar la democracia en Filipinas”.

El presidente, Rodrigo Duterte, y otras autoridades filipinas han dicho que las demandas penales contra Ressa y Rappler no eran un asunto de libertad de prensa, sino parte de un procedimiento judicial normal derivado de su supuesta infracción de la ley.

El empresario Wilfredo Keng tachó de falsas y sin base las acusaciones en el artículo de 2012 y dijo que Rappler se había negado a retirar el texto y publicar su versión de la historia. Presentó al tribunal registros oficiales indicando que no tiene antecedentes penales y reclamó 50 millones de pesos (un millón de dólares) como indemnización, aunque el tribunal concedió una suma mucho menor.

Ressa, que ha trabajado para CNN y fue elegida como una de las Personas del Año de la revista Time en 2018, ha acusado al gobierno de abusar de su poder y utilizar la ley para sofocar las críticas.

Muchos medios en Filipinas y el extranjero han criticado las políticas de Duterte, incluida su emblemática campaña antidroga, que ha dejado de miles de muertos, la mayoría personas pobres sospechosas de consumir o comerciar con drogas.

Duterte ha arremetido abiertamente contra periodistas y medios que le critican.