Trump defiende a su hijo del ‘Rusiagate’ y denuncia la “cacería de brujas más grande de la historia”

01TRUMP DEFIENDE

 

El presidente Donald Trump salió este miércoles en defensa de su hijo Donald Trump Jr. quien se encuentra en el centro de la polémica por el ‘Rusiagate’ luego de conocerse que le ocultó durante la campaña electoral su encuentro con una abogada rusa que supuestamente le iba a ofrecer información comprometedora sobre Hillary Clinton.

Como es costumbre, el mandatario apeló al Twitter para defender a Donald Jr., que la víspera sostuvo unaentrevista en Fox News en la que aseguró que “no había nada que contar”, y también contraatacó a los medios que han destapado el caso.

“Mi hijo Donald hizo un gran trabajo la anoche. Fue abierto, transparente e inocente. Esta es la más grande cacería de brujas en la historia política. ¡Triste!”, tuiteó el presidente.

 

Donald Trump Jr. se reunió en la Trump Tower de Nueva York en junio de 2016 con Natalia Veselnitskay, una conocida lobbista que trata de influenciar en las leyes contrarias a los rusos sospechosos de violar los derechos humanos. La reunión se acordó después de que Trump Jr. recibiera un correo electrónico en el que se le indicaba que le iban a ofrecer información negativa de la candidata demócrata dentro de la campaña de Rusia para ayudar a su padre, según reveló el diario The New York Times.

 

El presidente hizo referencia en otro tuit a los que llama “medios falsos” (entre los que incliuye al Times) al indicar que “cuando oyes las palabras ‘fuentes dicen’, muchas veces esas fuentes son inventadas y no existen”.

Pese a que desde que se conoció su reunión ha negado que hiciera nada incorrecto. Durante la entrevista declaró que “mirando atrás, probablemente hubiera hecho las cosas algo diferente”.

A la cita con la abogada Veselnitskay también asistieron Paul Manafort, entonces jefe de campaña de Trump, y Jared Kushner, yerno del presidente y ahora uno de sus principales consejeros. Manafort tuvo que dimitir en agosto de 2016 de su cargo por un escándalo por sus vínculos con Ucrania y Rusia.

Donald Jr. admitió que había recibido el correo electrónico: “No puedo impedir que alguien me escriba un email”, se justificó y decidió seguir adelante con las intenciones de su interlocutor alegando que deseaba saber lo que podían ofrecerle sobre Clinton.