Suspendido por lluvia

001

La lluvia se ha convertido en el principal enemigo del Campeonato Nacional de Béisbol Mayor y este domingo el segundo partido de la gran final entre Chiriquí y Bocas del Toro tuvo que ser suspendido por el mal tiempo en el distrito la ciudad de Aguadulce.

Con Chiriquí en ventaja por 3-2 y con corredores en las bases; una pertinaz llovizna obligó a que se tuviera que colocar la lona protectora del cuadro interior para que se detuviera el encuentro.
La Federación Panameña de Béisbol anunció la suspensión del partido por las condiciones climáticas que se dan en gran parte del país. Ya el primer partido de la final, jugado el sábado, sufrió un retraso de más de una hora para poder iniciar.

Se espera que la FEDEBEIS anuncie la reprogramación del encuentro y si el mismo se reanudará desde el momento de su suspensión o comenzará desde el primer episodio.