Sale a la luz la existencia de un polémico testamento secreto de Michael Jackson

01MICHAEL

La figura de El Rey del Pop sigue más viva que nunca. Sin embargo, esto se debe en gran parte a los escándalos en los que ha estado envuelto después de su muerte.

Después de la controversia suscitada por el documental ‘Leaving Neverland’ en el que se planteaba que varias denuncias de supuestos abusos sexuales infantiles, ahora se dio a conocer la existencia de un testamento secreto.

Raymone Bain, el portavoz y publicista de Jackson que trabajó con él durante los últimos 8 años de su vida, publicó un comunicado en el que aseguraba que Michael tenía un testamento secreto, en que daba instrucciones para gastar su fortuna en caso de morir.

“Me gustaría agradecer a Dios por su gracia y misericordia. Estos últimos 10 años han sido diferentes, y un largo y duro camino para muchos de nosotros, incluyendo a la familia de Michael y a su madre Katherine”, arrancó diciendo Bain.

Después el publicista dirigió su mensaje a la hija de la celebridad, Paris Jackson:

“Me gustaría mandar un mensaje especial a Paris. Como tu padre, tú has mostrado inmensa gracia bajo presión. Eres dadivosa y fuiste la manzana en los ojos de tu padre. Él solía hablarme en el teléfono por horas de su visión para ti, y cómo quería que tomaras su trabajo altruista y lo superaras. Quería que fueras como su mejor amiga, la Princesa Diana”, continuó.

Lo defendió de las acusaciones de abuso infantil:

“El abuso sexual a menores es serio e inaceptable, es un comportamiento enfermo y psicótico. Ni yo, ni nadie de mi equipo hubiéramos cerrado nuestros ojos ante alguien que pudiera lastimar niños”, alegó.

Y concluyó diciendo que crearía Michael Jackson Legacy Foundation, para mantener viva la memoria del artista. No sin antes aseverar que en los 10 años desde su muerte no ha oído de ninguna beca a alguna universidad en el nombre de Michael, o algún estudio de música, universidad u hospital.

El Rey del Pop falleció el 25 de junio de un paro cardíaco en su rancho de Neverland. Su médico de cabecera, Conrad Murray, fue sentenciado culpable por administrarle sedantes que lo llevaron a su muerte y fue condenado a 4 años de prisión.