Ruby Rose se somete a una intervención de espalda

01ROBBIE ROSE

 

Antes de que algún paparazzi se le adelantara, la actriz Ruby Rose ha querido compartir ella misma una imagen tomada en el hospital, y en la que aparece sentada en una silla de ruedas, para explicar a todos sus fans que ha tenido que pasar por quirófano para lidiar con una lesión de espalda que llevaba molestándola desde hace mucho tiempo.

“Durante los últimos años (o década) he tenido que lidiar con problemas de columna. Ahora mismo me estoy recuperando de una intervención en la espalda, pero necesito seguir manteniéndome activa, así que solo quería explicar que me encuentro bien y que voy a estar bien antes de que nadie me vea con una silla de ruedas o muletas en público”, explicó la intérprete a través de su perfil de Twitter.

La intención de la australiana es continuar con su estilo de vida habitual -en la medida de lo posible- durante el postoperatorio, pero en vista de que ni siquiera su energía arrolladora puede superar sus actualmente limitaciones físicas, ha decidido hacer una maratón de todos los libros y series que se ha perdido en los últimos tiempos.

“Lo que necesito saber ahora es qué libros, películas, series o videojuegos recomendáis para cuando no esté moviéndome sobre ruedas por Los Ángeles como una anciana de 102 años”, ha escrito pudiendo ayuda a todos sus seguidores y, en concreto, a la modelo Chrissy Teigen. “Voy a comprarme una [consola Nintendo] Switch… y esto va por ti @chrissyteigen, ¿qué juegos debería comprar?”.

A lo largo de su ingreso hospitalario, Ruby también parece haber tenido tiempo para reflexionar largo y tendido acerca de su salud, hasta llegar a la conclusión de que debía hacer un par de cambios importantes en su rutina.

“Como nota positiva, adivinad quién ha tenido que dejar de fumar… ¡Sí! ¡Se ha acabado! Por fin lo he dejado. Es asqueroso, sucio y apestoso vicio que te mata lentamente mientras pagas para que te ahogue está fuera de mi vida de una vez por todas”, afirmó con determinación la actriz, que por otra parte solo lleva enfrentándose al síndrome de abstinencia unas horas. “Lo dejé ayer, y por mi espalda y por mi madre, nunca volveré a retomarlo”.