Nacho muestra primeras fotos de su hija y hace confesión de su pasada relación: «Hubo infidelidad»

001

El cantautor venezolano Nacho Mendoza habló con apertura sobre las situaciones por las que ha atravesado recientemente en su vida personal y que lo han vuelto blanco de críticas debido a lo que se ha asumido sobre esos temas.

El intérprete, su novia la conductora Melany Mille y su recién nacida Mya Michelle protagonizaron la primera portada digital de la revista HOLA USA, edición en la que la pareja decidió compartir las primeras fotografías de la bebé.

Asimismo, Nacho decidió aclarar en HOLA las polémicas que se han desencadenado en torno a su relación con Melany, haciendo énfasis en que no tiene por qué dar explicaciones a nadie sobre su vida personal y que sus declaraciones solo van dirigidas a los seres queridos que podrían estar confundidos por todo lo que ha pasado.
En este momento no estoy intentando aclararle a la gente que me señala de algo. Simplemente a la gente que le importo y a la gente que me quiere y que tiene una confusión, pero que me quieren sinceramente», dijo a la revista.

El cantante aseguró que su separación de Inger Devera no ocurrió por intervención de terceras personas, además de asegurar que fue de mutuo acuerdo. Nacho primero se refirió a su pasado matrimonio al ser cuestionado sobre qué ha sido lo más complejo del proceso que ha vivido desde su separación hasta el inicio de una nueva etapa en su vida con su actual pareja y la llegada de su hija.

El cantante dijo que cree que la gente «idealizó» su relación con Inger Devera «y la hizo suya».

Creo que simplemente hubo personas que no quisieron aceptar de ninguna manera esa separación como pareja y satanizaron cualquier cosa que tuviera que ver con mi vida íntima y privada», dijo, además de agregar lo difícil que fue «tranquilizar» a Melany respecto a las críticas de las que se volvió víctima y que «no se merece»

El artista explicó que él y su anterior pareja tomaron la decisión de separarse tiempo antes de que eso saliera a la luz, sin embargo, la gente asumió que acababa de suceder cuando trascendió, por lo que pronto comenzó a buscar culpables. Dicho esto, Nacho admitió que «hubo infidelidad» durante su relación, pero que ese no fue el motivo de la ruptura.

Durante nuestra relación hubo infidelidad. Ojo, durante nuestra relación, no que nuestra relación se acabó por una infidelidad. Lo digo porque me gusta ser sincero, no tengo porque mentir. Si yo con mi expareja superé esa situación de infidelidad y seguimos intentándolo todo lo que se tiene que hacer para prosperar como pareja, pues no tengo el temor de decir claro que hubo fallas, fallas mías, fallas de ella», dijo.

Nacho agregó que quizá el «cúmulo de fallas y el desentendimiento al final de nuestra relación» fue lo que los llevó a decidir separarse.
En el momento que nosotros decidimos separarnos, nada tiene que ver con el tema de infidelidad, pero sí tiene que ver con el tema del desentendimiento, de personas que llegan y dicen: ‘Mira, yo creo que en este momento no nos estamos entendiendo, en este momento tú quieres una cosa y yo quiero otra cosa'», explicó.

Mendoza recordó que conoció a Melany cuando lo pusieron en contacto con ella para que lo orientara sobre quién podía dirigir una sesión de fotos que él necesitaba hacer. Durante los días de la sesión ella lo acompañó, y a los pocos días él comenzó a contarle «la historia de mi vida» y todo sobre su separación.

A la par de hablar sobre su actual relación y aclarar las polémicas, Nacho habló sobre la etapa que está viviendo al convertirse en padre por quinta vez. En ese sentido, agradeció que tanto su bebé como su pareja se encuentran bien de salud, luego de que vivieron momentos de angustia después del parto.

El artista relató que Melany había intentado que la llegada de su hija fuera un parto natural, pero al final las condiciones no se prestaron para que fuera así y se realizó una cesárea. Sin embargo, después la conductora pasó por un problema de salud.

Desde ese punto tratando de aligerar el dolor ahí con una bombita que se le pone a las mujeres cesareadas para que el dolor sea menor. Tuvo una complicación porque se salió una de las vías intravenosas y se le empezó a filtrar por dentro del brazo el líquido, entonces eso le generó una flebitis que te ocasiona como un coágulo de sangre que si no lo atacas a tiempo se puede mover por el cuerpo y te puede llegar al cerebro o al corazón. Hubo una leve complicación con eso y duramos días un poco apretados pero gracias a Dios está totalmente normal», explicó.