“Misterios sin resolver” de Netflix provocó que FBI reabriera investigación de hace más de 15 años

001

“Misterios sin resolver” es un show de Netflix que podría jactarse de haber ayudado a resolver un caso que tenía más de 15 años de haber sido abandonado.

El pasado martes el cuerpo de Alonzo Brooks, protagonista del cuarto episodio del show, fue exhumado por el FBI como parte de “una investigación en curso”, de acuerdo con lo que la vocera Bridet Patton le dijo a CNN.
El productor del show de la plataforma de streaming, Terry Dunn Meurer, reveló a la revista Variety que de los seis episodios, la historia de Brooks fue la que más e-mails, información y pistas reunió desde el 1 de julio.

“Nos dijeron que, cuando estábamos produciendo el episodio hace más de un año, el FBI comenzó a poner más atención al caso nuevamente y lo volvió a abrir”, dijo Meurer a la publicación.

√ Te puede interesar: Investigación revela cómo habrían asesinado a Madeleine McCann

Según publicación de CNN, el mes pasado las autoridades tomaron un paso más para tratar de resolver el caso y ofrecieron una recompensa de $ 100,000 para cualquier persona que tuviera información. Meurer, como la familia y amigos de Brooks, esperan que esto atraiga a las personas a presentar más pistas.

Uno de los principales enigmas de la investigación es determinar cuánto tiempo el cuerpo de Brooks estuvo en el arroyo.

“Acabamos de recibir una pista de una entomóloga (persona que estudia los insectos y artrópodos). Ella le puso atención a las fotos de la ropa de Alonzo y en donde vio la presencia de gusanos. Ella dijo que estos a menudo pueden contar una historia de cuánto tiempo estuvo expuesto el cuerpo”, explicó Meurer.

El afamado caso que se recrea en el episodio “Sin vuelta a casa” narra que en 2004 Brooks asistió a una fiesta en una granja en las afueras de La Cygne, Kansas. La investigación establece que él fue sólo uno de los 100 invitados de la fiesta.

Según la investigación el joven de 23 año no encontró quien lo llevara a casa o cerca y cuando no regresó a su casa, la familia dio parte a las autoridades. Ninguno de los asistentes de la fiesta dio información sobre el paradero del joven, familiares y amigos cuando vieron el poco interés de las autoridades decidieron iniciar una búsqueda un mes después de su desaparición.

El joven fue encontrado en una cima, cerca de un arroyo. La autopsia no determinó la causa de la muerte, muchas personas, incluida su madre María Ramírez, creen que fue víctima de un crimen de odio racista.
Las autoridades creen que la muerte del joven se debió a un crimen de odio. Foto Fanpage Justice for Alonzo Brooks

“Soy mexicana y su padre es negro. Así que es mixto. No solo apuntaron a una raza, o mataron a una raza. Mataron a dos. Fue atacado por el color de su piel”, dijo la madre a la NBC.

Según las investigaciones, existen todos los indicios para creer esta versión porque diversas versiones culminan en una punto clave: algunos hombres caucásicos no querían al joven afroamericano.

“Algunos dijeron que Brooks pudo haber coqueteado con una chica, algunos dijeron que los hombres blancos borrachos querían pelear contra un hombre afroamericano, y algunos dijeron que los blancos racistas simplemente se molestaron por la presencia de Brooks”, informó el FBI.