Médicos intensivistas denuncian irregularidades en proceso de vacunación contra el COVID-19

La Asociación Panameña de Médicos Intensivistas (Aspami), mostró su preocupación y “mala planificación” en el primer día del proceso de distribución y la aplicación de las vacunas contra el Covid-19.


El Dr. Eduardo Prado Pinedo, presidente de Aspami reiteró este jueves que la jornada de vacunación “ha estado llena de irregularidades, de las cuales la más preocupante es la aplicación de esta a personal de salud que no ha estado en contacto o en la atención activa de los pacientes con COVID-19 durante esta pandemia”.


Prado Pinedo sostuvo que “definitivamente si se hace una lista y evaluación adecuada se puede alcanzar a cubrir la mayoría del personal, sin embargo si nos desviamos a vacunar a personal poco expuesto, no alcanzarán las vacunas”.

En un comunicado la asociación, señala que esa acción resulta desalentadora y frustrante para todo el personal que durante más de 10 meses han contribuido de manera continua en la atención de los pacientes infectados por COVID-19.

El Dr. Prado Pinedo agregó que han recibido información de que en los hospitales privados no recibirán vacunas del primer lote de dosis, para su personal en primera línea (médicos intensivistas, neumólogos, internistas, urgenciólogos y médicos generales que laboran en urgencias, enfermeras intensivistas, enfermeras de urgencias, técnicos de enfermería, terapeutas respiratorios, asistentes, personal de aseo, etc) situación que también consideramos desafortunada”.

Exigen a las autoridades de salud, que la aplicación de la vacuna en contra del COVID-19 sea dirigida de primera instancia a todo el personal que se encuentra en las áreas de atención en contacto estrecho con los pacientes infectados por COVID-19, tanto en centros públicos como en centros privados (Unidades de Cuidados Intensivos, Unidades de Cuidados Respiratorios, Cuartos de Urgencias y Salas de atención de pacientes con COVID-19).

Asimismo, la Aspami solicita que se emita públicamente el listado de las personas que reciben la vacuna, posición y área donde laboran por cada centro.

Por su parte, el director regional Metropolitano de Salud del Ministerio de Salud, Israel Cedeño, aseguró que desde hace dos meses existía una lista del personal que debía recibir la vacuna, donde “no se incluyen administrativos ni médicos que no trabajan directamente con pacientes en COVID».
Sobre la denuncia de irregularidades, Cedeño manifestó que los directores médicos de cada hospital deben dar las respuestas.

“Los directores de cada hospital y directores regionales deben explicar (las denuncias), en el caso mío la lista de la región metropolitana, incluye al personal de los centros de salud, el que ve todos los días ve casos de COVID, el director, subdirectores estamos en la primera fase pero no estamos priorizados, ya que no veo todos los días a los pacientes COVID aunque me exponga en recorridos”, dijo Cedeño.