¿Mal carácter? Tres empleados han renunciado desde la llegada de Meghan Markle a la familia real

01MAL CARACTER

Los duques de Sussex han perdido tres colaboradores desde que contrajeron nupcias en mayo pasado y fuentes consultadas por medios británicos dan cuenta que presuntamente se debe al mal carácter de Meghan Markle.

La última dimisión es la de Samantha Cohen, una australiana que trabajó en el palacio de Buckingham desde 2001 y fungió como secretaria personal de la Reina Isabel II.
De acuerdo con medios británicos, fue la propia Isabel II la que colocó a Cohen para apoyar a los duques de Sussex, sobre todo para preparar a Markle para que se adaptara a la familia real.

Aunque la primera renuncia que salió a la luz pública fue la de Melissa Touabt, la cual se dio seis meses después de que los duques de Sussex se casaron y regresaron de su tour real por Oceanía.

“Es un verdadero shock, ¿por qué querría dejar un trabajo tan prestigioso tan pronto?”, señaló una fuente al periódico Daily Mail.

Sin embargo, no ha sido la única, pues la pareja real anteriormente había prescindido del trabajo de Edward Lane Fox, quien ayudó a mejorar la reputación de Harry, tras sus escándalos de las fiestas de su juventud.

Para sustituir a Lane Fox llegó Cohen, cuya labor fue reconocida por Isabel II al ser nombrada en 2016 como Comandante de la Real Orden Victoriana, pero que repentinamente dejó el palacio.

La dimisión de los tres asistentes de los duques de Sussex avivan las sospechas que el carácter Markle estaría tras de esta, pues las renuncias se han suscitado desde que ella se incorporó al palacio de Kensington, señalan medios británicos.