Maestra recorre kilómetros entregando tareas a alumnos sin internet durante cuarentena

001

Cuando una maestra tiene vocación no hay pandemia que la detenga, ese es el caso de la profesora rural argentina María Caballero del Centro Educativo Rural 303 “Antonio Arenales”, en la comunidad de Maciel, en Santa Fe, Argentina.

La profesora ha compartido en redes sociales que va casa por casa de sus alumnos, por lo recorre unos 10 kilómetros en su auto para dejarles las tareas en una bolsa y así no se atrasen en los conocimientos que deben adquirir en el actual ciclo escolar.

En una publicación que hizo en Facebook, la cual se hizo viral y llamó la atención de varios medios de comunicación locales, escribió: “Dejando en las tranqueras (vallas o cercas) las actividades para mis alumnos. También necesitan una continuidad pedagógica y NO HAY INTERNET. ¡Los felicito, a mis alumnos y a sus padres!”.
En entrevista con el medio local TN, María Caballero explicó, “Cuando pasa una semana, voy y las retiro con los deberes hechos. Hablamos a la distancia, y ellos me preguntan lo que no entendieron y nos quedamos charlando un ratito. Ellos me extrañan, y yo a ellos”.

El citado medio menciona que Maria es la única maestra de ese Centro Educativo Rural al que asisten solo 20 alumnos, 13 que cursan la primaria y siete en el jardín de niños. Durante el ciclo escolar ella se encargaba de todos, salvo un día a la semana cuando una docente la apoyaba con los pequeños.

En entrevista con el medio local El Capital mencionó que esa labor de entregar las tareas a domicilio lo hace para apoyar la economía de las familias, “En este momento ponemos lo mejor para ayudar a nuestros alumnos. En algunas ocasiones se mandan a imprimir las tareas, pero hay gente que no pueden hacer frente a ese gasto porque están con lo justo”.

Pero eso no es todo, también suele meter en las bolsas algunos artículos para que los niños trabajen, “Esta semana les llevé tijeras, papeles de colores y pegamento porque tenían que hacer manualidades. Es importante que los chicos tengan creatividad y se entretengan en estos días”.

Sin duda tiene amor por su profesión y sus palabras lo demuestran, “A mí me dicen ‘maestra’, y esa palabra encierra mucho más, porque muchas veces soy la mamá de ellos. Los chicos necesitan abrazos, un mimo, una caricia”.