Los desfiles como culto a la dinastía norcoreana de los Kim

01LOS DESFILES COMO

 

El desfile gigantesco del sábado en Pyongyang tenía como finalidad exhibir al mundo la potencia militar reivindicada por Corea del Norte, pero encubría otro objetivo de propaganda interna: celebrar la dinastía de los Kim.

Las celebraciones nacionales del aniversario del nacimiento del fundador de la dinastía, Kim Il-Sung, son para el régimen un medio de controlar a la población, pero también de perpetuar la larga tradición dinástica, observa un diplomático que ha pedido conservar el anonimato.

“Casi todo el mundo está movilizado para hacer algo”, dice. “Y es probable que muchos habitantes aprecien el evento”.

En algo más de cinco años, el líder norcoreano, Kim Jong-Un, ha impuesto progresivamente un poder absoluto cuya legitimidad descansa en sus lazos de sangre con los dos anteriores dirigentes del régimen.

Por eso, el sábado, antes del desfile del armamento y de decenas de miles de militares y de civiles ante él, se exhibieron dos retratos gigantes de su abuelo Kim Il-Sung y de su padre, Kim Jong-Il.

Prueba de que, en un contexto de extrema tensión regional, este desfile con motivo del 105º aniversario del nacimiento de Kim Il-Sung no era un mensaje dirigido sólo a Washington.

Alrededor de la plaza Kim Il-Sung de Pyongyang, un estandarte elogiaba al fundador de la República Popular y Democrática de Corea (RPDC) deseándole “gloria eterna”, mientras otra destacaba el parentesco del actual líder con sus antepasados míticos.

“¡Preservemos con nuestras vidas al comité central del partido dirigido por el gran camarada Kim Jong-Un!”, proclamaba.

Kim Il-Sung, fallecido en 1994, encarna todavía al “presidente eterno”. La doctrina del “Juche”, dictada por él y basada en la autosuficiencia económica, sigue siendo la filosofía oficial del régimen.

– ‘Navidad del Juche’ –

AFP / Ed Jones Mujeres con ropajes tradicionales agitan flores y cantan máximas al pasar frente a Kim Jong-Un durante el desfile multitudinario del pasado 15 de abril en Pyongyang

En un discurso antes del desfile, el número dos del régimen norcoreano, Choe Ryong-Hae, explicó que esta marcha representa “un testimonio fiel destinado al gran presidente Kim Il-Sung y al gran dirigente Kim Jong-Il de que proseguimos la causa revolucionaria”.

En todo el país, su retrato y el de su hijo están omnipresentes y a Kim Jong-Un se le llama oficialmente “el general respetado”.

La marcha envió “al mundo un mensaje disuasorio” pero también fue “un momento importante de culto a la familia Kim”, declara Bruce Bennett, investigador de la Rand Corporation.

Estos desfiles son “como Navidad, pero centrada en torno al Juche y no a Jesús”, señala por su parte Jeffrey Lewis, investigador del Institut Middlebury de estudios internacionales, con sede en California.

El vocabulario religioso está muy presente en Mangyongdae, donde se halla la choza natal de Kim Il-Sung, llamado “Sol de la Nación”.

“Es el lugar sagrado al que miran todos los habitantes del mundo”, explica el guía Chon Hyon-Ran mostrando “reliquias” como una pipa o una piedra para tinta.

Una afluencia ininterrumpida de peregrinos acude allí para rendir homenaje a Kim Il-Sung (un millón por año, según Chon) y beber el agua “sagrada” del pozo familiar.

– Historia selectiva –

Kim Il-Sung nació el 15 de abril de 1912, cuando Corea era todavía una colonia japonesa. La historia oficial norcoreana cuenta que las primeras palabras que escribió, con cuatro años, fueron “La independencia de Corea” y que con 13 se fue de su aldea natal con la idea de no volver hasta que el país fuera independiente.

Siempre según la versión oficial, lideró la lucha contra las fuerzas japonesas y “finalmente liberó nuestro país en 1945″, cuando tenía 33 años.

Esta historia selectiva no menciona el papel de EEUU en la derrota japonesa ni el de la extinta Unión Soviética en el ascenso de los Kim al poder.

En uno de los pabellones de Mangyongdae, unas mujeres ataviadas con trajes tradicionales repiten canciones en homenaje al difunto líder.

“En nuestro país, incluso los niños pequeños conmemoran el nacimiento del presidente Kim Il-Sung”, afirma Pak Won-Ae, con la voz temblorosa por la emoción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>