La Policía de Nueva York asegura tener “suficiente evidencia” para acusar a Harvey Weinstein

01LA POLICIA

 

El jefe de detectives de la Policía de Nueva York, Robert Boyce, aseguró que han recabado pruebas que permitirían llevar a juicio al exproductor de cine Harvey Weinstein, a quien más de 80 mujeres señalan de abusos y agresiones sexuales. Ahora solo esperan la decisión del fiscal de distrito que lleva el caso para concretar una acusación.

“Es su caso ahora”, dijo Boyce a medios al dejar la decisión en manos del fiscal del Distrito de Manhattan, Cyrus R. Vance Jr., quien hasta el momento no ha dado una respuesta. “Hemos acumulado suficiente evidencia”, agregó.

El detective jefe explicó que han conversado con mujeres en Los Ángeles e incluso en París que acusan a Weinstein de haberlas violado. La investigación arrancó tras un reporte de noviembre de la actriz y modelo estadounidense Paz de la Huerta, quien aseguró que el productor la había violado dos veces a finales de 2010. Para la policía, la denuncia es “creíble”.
 

La actriz contó en un reportaje dela revista Vanity Fair que la primera vez fue en noviembre de 2010, cuando ella tenía 26 años. Weinstein le ofreció a la joven llevarla a su casa y una vez en la puerta le preguntó si podía entrar y tomarse un trago. De la Huerta aseguró que ya en la vivienda, “él comenzó a besarme y yo lo empujé (…) Él me empujó a la cama y sus pantalones se bajaron y me levantó la falda. Tuve miedo. No fue consensuado (…) Él me penetró”. Después de eso, él le dijo que la llamaría y se marchó: “Me quedé en shock tirada en la cama”, dijo.

 

La segunda vez fue en diciembre de ese mismo año. Ella llegaba a su edificio después de una sesión de fotos, había tomado algunos tragos. Y allí estaba Weinstein, en el lobby. Días antes, él la había llamado insistentemente a pesar de los pedidos de la joven de que ya no la molestara más. “Me dijo: ‘Hablemos de esto en tu apartamento'”, contó ella, que recuerda haber estado “muy asustada”. De la Huerta le dijo que no, pero él se le fue encima: “No quiero hacer esto”, recalcó la joven, pero el hombre la violó.

El detective Robert Boyce aseguró que tienen registros de teléfonos celulares e informes médicos que usarán como evidencia, y que hay testigos que están listos para hablar ante un gran jurado que podría decidir si acusar o no a Weinstein.

No es la primera vez que el productor es investigado. En 2015, la policía realizó una operación encubierta en la que grabó las disculpas de Harvey Weinstein a una mujer que lo acusaba de manosearla. Pero la Oficina del Distrito de Manhattan desistió de una acusación criminal por este caso, por no conocer ni autorizar la grabación oculta.

El Departamento de Policía de Los Ángeles también confirmó en octubre que estaba investigando la denuncia de acoso sexual contra Weinstein hecha por una modelo y actriz italiana de 38 años, que prefirió mantener su nombre en secreto para proteger la privacidad de sus hijos. En una reunión con las autoridades expuso los detalles de un incidente que ocurrió en febrero de 2013 en el hotel Mr. C Beverly Hills, luego de un festival de arte, moda y cine italiano al que la modelo asistió.

En ese festival, la actriz asegura que cruzaron un par de palabras, aunque él no parecía recordarla. Pero luego el productor se presentó en el lobby del hotel donde ella se hospedaba y le pidió subir a su habitación; ella le dijo que mejor se encontraran abajo. Minutos después, Weinstein apareció en la puerta del cuarto.

“Él entró a la fuerza a mi habitación del hotel diciendo que solo quería hablar”, dijo la mujer al diario Los Angeles Times. “Cuando estaba adentro, me hizo preguntas sobre mí y pronto empezó a volverse muy agresivo y demandante, insistiendo en que me desnudara. Me tomó del cabello y me obligó a hacer algo que no quería. Después me arrastró al baño y me violó”. 

A raíz de estas denuncias, se ha generado un movimiento de mujeres que bajo el lema #MeToo que han señalado a hombres con poder que han abusado de ellas. Sus agresores son desde senadores y representantes, hasta periodistas, un médico de atletas, comediantes y animadores de televisión. El #MeToo también revivió las acusaciones de mujeres que desde la campaña presidencial aseguraban que el ahora presidenteDonald Trump había tenido comportamientos sexuales inapropiados.