La emocionante pedida de mano de Justin Bieber a Hailey Baldwin

01LA EMOCIONANTE

Pese a que sus amigos y allegados llevaban meses insistiendo en la idea de que el romance de Justin Bieber (24) y Hailey Baldwin (21) no dejaba de ser algo “informal” y carente de ataduras, ayer domingo los fans del cantante canadiense y buena parte de la opinión pública asistieron atónitos a la confirmación de que, en realidad, la relación entre los dos enamorados está mucho más asentada de lo que parecía en un principio. Tanto es así, que la pareja ya ha iniciado la cuenta atrás para convertirse en marido y mujer.

Han pasado solo unas horas desde que saltara la noticia, pero mientras los seguidores más acérrimos del intérprete se encuentran todavía asimilando semejantes novedades -sobre todo aquellos que todavía apostaban por una reconciliación con Selena Gomez-, desde su círculo cercano ya han empezado a surgir algunos detalles sobre la emocionante pedida de mano con la que el astro del pop se aseguró de que la sobrina de Alec Baldwin le acompañaría en el “viaje” más importante de toda su vida.

“Justin le pidió matrimonio a Hailey delante de un grupo de amigos en las Bahamas, pero no fue nada improvisado. Llevaba planeándolo desde hacía semanas. El anillo es precioso y Hailey no podría estar más entusiasmada. Los dos no han dejado de llamar a amigos y familiares para contarles la noticia y compartir su emoción sobre el viaje en el que se van a embarcar”, ha explicado un informante a ‘Entertainment Tonight’ antes de justificar con solo unas palabras lo acertado de la decisión tomada por la pareja: “Siempre han disfrutado de un vínculo muy especial, y ahora este es más fuerte que nunca”.

Varios testigos presenciales han apuntado al mismo medio que la pareja disfrutó primero de una suculenta cena con amigos en un popular restaurante de la zona, el cual habían reservado para la ocasión. Poco después de salir a la pista de baile con sus invitados para mover las caderas al ritmo de salsa, Justin les pidió que dejaran sus teléfonos a buen recaudo para que no se filtrara nada de lo que estaba a punto de acontecer. Fue en ese momento cuando, para sorpresa de todos, especialmente de Hailey, el artista hincó la rodilla y le pidió que se casara con él.

“Antes de pedirle matrimonio a Hailey, Justin le dijo a todos sus amigos que debían respetar lo íntimo del momento y, en consecuencia, que no tomaran fotos ni vídeos de la pedida de mano. Justin quería que fuera lo más especial y discreto posible. Y cuando le hizo la gran pregunta a Hailey, esta no tardó ni dos segundos en decir que sí”, ha revelado otro confidente.