Joven de 23 años se convierte en madre de 20 niños en menos de un año

La rusa de 23 años y su esposo, un multimillonario de 57 años llamado Galip, han pagado 160.000 euros —cerca de 195.000 dólares— a madres subrogadas para gestar a sus más de dos decenas de herederos en los últimos 14 meses.

Kristina conoció a Galip cuando visitó Batumi (Georgia), en donde vive ahora, en su primer viaje al extranjero. La joven ya era la madre de Victoria, quien ahora tiene seis años.
El primer bebé que la pareja tuvo a través de un vientre de alquiler fue un niño llamado Mustafa, nacido en marzo del año pasado.
«He soñado con esto desde la infancia. Mi esposo también soñaba con tener una familia grande y feliz. Entonces, después de que nos conocimos, comenzamos a poner nuestro sueño en acción», compartió la joven con The Sun.
Pese a que recurrió a la subrogación para expandir su familia rápidamente, Kristina no descarta tener más hijos de forma natural.
«Estoy planeando mi embarazo, pero no de inmediato, porque por ahora necesito estar cerca de mis bebés. Es difícil ser mamá de 21 niños cuando estás embarazada. No estamos planeando más gestaciones subrogadas en el futuro cercano», dijo la joven.

La familia vive actualmente en una mansión de tres pisos y cuentan con los servicios de 16 niñeras que se alternan las veinticuatro horas del día para cuidar de la numerosa prole. El servicio de las profesionales le cuesta a la pareja 96.000 dólares al año.
Pese a las críticas que recibe, Kristina insiste en que sus hijos están felices y bien cuidados y que este es un asunto que solo concierne a su familia.
«A las personas que no están de acuerdo con mis elecciones, les digo que no tengan tantos hijos si no los quieren, esa es su elección. No usen la subrogación si no quieren, esa es su elección. Pero esta es nuestra vida y es nuestra elección», sostuvo.