Funcionarios del Órgano Judicial deberán regresar a sus puestos de trabajo a partir del 11 de mayo

001

Los jefes de despachos judiciales y administrativos del Órgano Judicial de Panamá deberán regresar a sus puestos de trabajo el 11 de mayo, a fin de que coordinen acciones necesarias para garantizar un retorno seguro para los funcionarios a su cargo. Así lo decidió el Pleno de la Corte Suprema de Justicia, durante sesión ordinaria de este viernes.

A raíz de la emergencia sanitaria por pandemia del nuevo coronavirus COVID-19, el Pleno ordenó en marzo la suspensión de términos judiciales y de labores, como medida preventiva, manteniendo solo los servicios básicos para garantizar la atención de justicia.

Del 11 al 15 de mayo, los encargados de despachos judiciales y administrativos deberán trabajar en la reorganización de personal, para garantizar el cumplimiento de las funciones y de las medidas sanitarias recomendadas por el Ministerio de Salud, como el distanciamiento, uso de mascarillas o cubrebocas, estrictas medidas de higiene, entre otras medidas de bioseguridad.

Éstos podrán asignar trabajo a distancia, o en jornadas en las que los despachos permanezcan cerrados, a fin de aumentar la productividad y reducir el rezago judicial.

“Todo el personal de la institución que no esté brindando sus servicios deberá estar en disposición de regresar a su oficina al momento que sea requerido”, señala un comunicado del OJ.