Esto va por lo largo. La crisis será probablemente hasta 2021, según infectólogo Xavier Sáez Llorens

001

El doctor Xavier Sáez Llorens, infectólogo y asesor del Ministerio de Salud para la emergencia del coronavirus, informó sin paños tibios este domingo que según proyecciones de expertos en la materia, la crisis epidemiológica mundial podría extenderse hasta el 2021, también consideró como urgente que se declare una cuarentena total y explicó para quiénes.

“Importante: La comisión ampliada de técnicos de diferentes disciplinas ha tenido reuniones e intercambios en línea con expertos de Asia, Europa, Estados Unidos y América Latina. Conclusiones: 1. La crisis será larga, probablemente hasta 2021”, dijo.

No obstante, el director del Gorgas, doctor Juan Pascal, ha manifestado que espera que el comportamiento del virus en Panamá baje en unos dos o tres meses.

Sáez Llorens explicó además que la segunda conclusión es que “la carga de nuevos infectados/contactos debe ser lo más gradual posible para evitar sobrecarga de hospitales/médicos/enfermeras y casos graves”.

La tercera conclusión de los expertos, explica Sáez Llorens, es que se debe “detectar a la inmensa mayoría de confirmados/contactos y asegurar cumplan 100% con medidas de cuarentena”.

Lo cuarto, dice el doctor, es “monitorear día a día la curva epidemiológica mediante modelos estadísticos para guiar decisiones políticas”.

La quinta conclusión indica que “las medidas de mitigación/supresión deben ser múltiples, escalonadas, contundentes e intermitentes, apretando y aflojando, según evolución en el tiempo”.

La sexta conclusión explica que “el Estado debe asumir control para facilitar paz y evitar explosión social, flexibilizando cargas fiscales y pagos de deudas/servicios, particularmente para la gente más necesitada”.

La séptima conclusión indica que se debe “pensar que un porcentaje apreciable de la población se infectará de aquí a que se desarrolle una vacuna”.

La octava conclusión señala que “será necesario masificar terapias que resulten exitosas en ensayos clínicos, particularmente los fármacos que potencialmente eviten progresión de enfermedad”.

La novena, indica que se debe “identificar a los individuos inmunes que hayan superado COVID, para que puedan regresar al trabajo y que vuelvan a ser productivos al país”.

La décima es “asegurar que confirmados y contactos cumplan 100% las medidas de cuarentena”.

La onceava conclusión detalla que se debe “trabajar en equipo, sin protagonismos, con discurso único por voceros autorizados, para no confundir al público”.

La conclusión doce, señala que los “chistes y memes son bienvenidos para buen humor y salud mental de todos”.

La 13 explica que se debe mantener un “lenguaje conciliador entre todos, reforzar similitudes e ignorar diferencias.

La conclusión 14 explica que se debe conseguir la estandarización de estrategias en todos los países de la región, para que todos hagamos lo mismo y que las debilidades de una nación no afecten la de otra y que las fortalezas se potencien; los virus no respetan fronteras.

Y la 15 indica, según el doctor, que “cuando salgamos de la pandemia, tendremos un mejor país: solidario, capacitado y feliz”.

El infectólogo hizo énfasis en que la población debe acatar la recomendación de quedarse en casa-

“Importante: debemos tener presente que si medidas de mitigación son eficaces, la curva del incremento de casos se aplana y el pico se desplaza hacia la derecha…por lo tanto, podríamos ir escalando en cantidad de infectados hasta al menos finales de abril o principios de mayo”, explica.

Eso sí, dijo que “uirge cuarentena total (lockdown) de mayores de 60 años y gente con enfermedades crónicas de fondo, más rigurosa restricción de movilidad a gente joven, quiénes deben ser conscientes de que ellos transmiten virus a sus mayores”.

Advirtió que “si la gente no coopera con las medidas de mitigación implementadas, la situación se saldrá de las manos y podríamos superar fácilmente los 6 mil casos antes de alcanzar el pico epidemiológico… Un mes de sacrificio riguroso exige el país a todos”, dijo.

Por otro lado, Sáez Llorens maniefstó que los carnavales poco o nada tuvieron que ver con el brote del coronavirus en Panamá.

Es “escaso (o nulo) el impacto potencial de los carnavales en inicio y propagación de COVID en Panamá y Brasil, aparte de que muchos países de región no celebran esa festividad y andan igual o peor que nosotros, aunque varios países no lo sepan”, afirmó.