El ridículo de un grupo racista: confunden estos asientos vacíos de un bus con mujeres con burka

01EL RIDICULO

 

El debate comenzó la semana pasada de manera callada en Facebook cuando una fotografía sirvió de excusa para que un grupo de racistas y xenófobos pidieran medidas migratorias más restrictivas, pero lo único que consiguieron es hacer el ridículo.

La imagen fue publicada en Noruega en un grupo cerrado de la red social llamado ‘Fedrelandet viktigst’, cuya traducción es ‘La tierra de nuestros padres primero’, con el título “¿Ustedes qué piensan?”. La instantánea pretendía ser la prueba definitiva de que era necesario poner una prohibición al burka, una prenda utilizada en la comunidad musulmana por algunas mujeres y que cubre casi completamente su cuerpo, incluido el rostro.

 

“Aterrador”, “una tragedia”, “da miedo”, fueron algunas de las respuestas, según las capturas de pantalla mostradas por The Local. 

 

“Échenlos de nuestro país (…) Estamos viviendo tiempos de mucho miedo”, escribió uno en el grupo. “Pensé que algo así se vería en el año 2015 pero está ocurriendo AHORA!!!!”, añadió otro.

Otros se mostraron más preocupados por el hecho de que “incluso pueden ser terroristas con armas” escondidas.

Sin embargo, todos se habían dejado llevar por su imaginación: la fotografía no mostraba ninguna mujer completamente tapada y mucho menos ningún terrorista. Simplemente se veían unos asientos de bus vacío.

Un chiste

La imagen fue publicada, realmente, como un “chiste” por Johan Slåttavik, según confesó al website de noticias Nettavisen. Su intención no era otra que conocer “cómo las percepciones de una imagen están influenciadas por cómo otros alrededor reaccionan”. El resultado ha dado la vuelta al mundo, después de que medios en diferentes continentes hayan cubierto la historia.

 

“Acabé riéndome mucho”, añadió Slåttavik al ver los comentarios.

Lo cierto es que la fotografía comenzó a hacerse viral por todo el país, con pantallazos de los comentarios provocados por los asientos vacíos confundidos por “terroristas”.

Un político laborista de Noruega, Sindre Beyer, que llevaba ya tiempo siguiendo al grupo xenófobo, consiguió publicar el pasado viernes más de 20 capturas de dichos comentarios.
“¿Qué ocurre cuando una foto de unos cuantos asientos de bus vacíos es publicada en un asqueroso grupo de Facebook y casi todo el mundo cree que ve un puñado de burkas?”, se preguntó en su cuenta de Facebook. Su post, que ha sido compartido más de 1,800 veces, provocó que la historia consiguiera un mayor alcance.

“Estoy sorprendido por la cantidad de odio y de noticias falsas que son difundidas (en la página de Fedrelandet viktigst). Tanto odio contra unos asientos de bus vacíos desde luego muestra que el prejuicio se impone a la inteligencia”, reflexionó Beyer en Nettavisen.

El debate de la inmigración, especialmente de origen árabe, ha marcado la agenda de los últimos años en algunos países europeos. Además, grupos racistas y de extrema derecha han alentado mensajes de miedo, especialmente tras los atentados terroristas de extremistas islámicos.

 

El gobierno de Noruega ha propuesto recientemente una ley para prohibir los burkas o nikab -una prenda parecida, pero que deja los ojos al descubierto- en las escuelas y las universidades. Varios países europeos, como Francia, Bélgica, Bulgaria, ya han regulado sobre esta vestimenta.