El chavismo da un fujimorazo sin tanques en Venezuela y desafía a la OEA

01EL CHAVISMO

 

Lejos de retroceder ante la presión internacional, el presidente Nicolás Maduro ha decidido radicalizar sus posiciones. La última sentencia dictada la noche del miércoles por la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), bajo el control del régimen chavista, anula definitivamente a la Asamblea Nacional, luego de que el martes unos 20 gobiernos de la región exigieran al mandatario venezolano en la Organización de Estados Americanos (OEA) respetar al Poder Legislativo y retomar el proceso de diálogo con la oposición.

Se trata de un “fujimorazo” sin tanques y en dos actos. El TSJ emitió un fallo el lunes que censura la decisión de la Cámara de apoyar la activación de la Carta Democrática de la OEA sobre Venezuela, elimina la inmunidad parlamentaria y faculta a Maduro a aplicar una ley marcial para “evitar un estado de conmoción”. En síntesis, la cúpula del Poder Judicial no solo liquida el fuero especial que la Constitución otorga a los legisladores, sino que permite al Ejecutivo llevarlos ante la justicia militar por “traición a la patria”.

La estocada llegó 48 horas después. Partiendo del supuesto de que la Asamblea Nacional está en “desacato”, la Sala Constitucional resolvió asumir las “competencias parlamentarias”. Es decir, que siete jueces por los que nadie votó, desplazan a partir de este momento a los 112 diputados de la oposición que el 6 de diciembre de 2015 se alzaron con la mayoría del Parlamento gracias a la voluntad de casi 8 millones de venezolanos.

De nada sirvió que el Consejo Permanente de la OEA, reunido en Washington, debatiera el caso venezolano por iniciativa de 20 países y pese a la negativa de la delegación de Caracas. Antes de que se desarrollara ese debate, 14 gobiernos que forman parte del ente hemisférico, entre los que destacan Estados Unidos, Canadá, México, Brasil, Colombia y Argentina, habían manifestado a través de un comunicado su preocupación por la crisis que enfrenta Venezuela, solicitando igualmente el reconocimiento de “la legitimidad de las decisiones de la Asamblea Nacional, según la Constitución”.

Auxilio internacional

Dentro del territorio venezolano, todas las puertas están cerradas para la oposición. Ninguna institución se escapa del puño del régimen chavista, que también cuenta con el sólido respaldo de la Fuerza Armada. Ante esta realidad, la Mesa de la Unidad Democrática busca auxilio en el exterior, tratando de impulsar una agenda que demanda un cronograma electoral, respeto al Parlamento, liberación de más de cien presos políticos y el establecimiento de un canal humanitario para mitigar la escasez de alimentos y medicinas que padecen los ciudadanos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>