El antiguo prometido de Paris Hilton quiere de vuelta su anillo de compromiso

01EL ANTIGUO

Tras casi un año presumiendo abiertamente del romance de cuento de hadas que estaban viviendo y que, a finales de 2017, se convirtió en un compromiso matrimonial en toda regla que llegó a presentarles como la pareja más adorable y edulcorada de toda la crónica social, Paris Hilton y Chris Zylka no solo han protagonizado una sorprendente separación que se hizo oficial esta misma semana, sino que se habrían sumergido además en una agria disputa a cuenta de ese anillo de compromiso con el que el intérprete le juró amor eterno a la socialité en las montañas de Aspen.

Según el portal de noticias Page Six, el guapo artista, conocido fundamentalmente por su participación en la serie ‘The Leftovers’, le habría pedido a la rica heredera que le devuelva tan impresionante joya, valorada en dos millones de dólares, al entender que le pertenece y, sobre todo, que ya ha perdido definitivamente cualquier tipo de simbolismo acerca de esa aparentemente idílica relación que mantenían.

Por su parte, fuentes de entorno de la polifacética celebridad aseguran que Paris no tiene intención alguna de deshacerse de tan preciado objeto y argumentan que, en realidad, el anillo no fue comprado por el propio Chris sino que constituye un regalo que esta recibió de su buen amigo Michael Greene, el célebre diseñador de joyas. “El anillo es suyo y por tanto se lo queda”, ha sentenciado el informante en conversación con el medio.

Esta versión de los hechos ha sido rápidamente desmentida por un portavoz del intérprete, quien sostiene que este “encargó personalmente la joya” al disponer de “su propio dinero”. De estas declaraciones se desprende también que el equipo de Chris Zylka está haciendo todo lo posible por desterrar todos esos rumores que, en los últimos días, han venido apuntando a un mero interés económico por su parte en su noviazgo con Paris Hilton.

Hay que recordar también que, a principios de esta semana y después de que la antigua estrella televisiva confirmara la ruptura en sus redes sociales, varios miembros de su círculo cercano dejaban entrever que la DJ y empresaria estaba más ilusionada ante la perspectiva de disfrutar de la que hubiera sido la boda del año en la industria del espectáculo estadounidense, que ante la idea de pasar el resto de su vida con el actor.

“Esa boda no iba a producirse nunca. Ni siquiera celebraron una fiesta para conmemorar su compromiso y los padres de ambos no llegaron a conocerse en persona. Paris se obsesionó con su capricho de tener una boda y no llegó a pensar en que después del enlace llegaría un matrimonio. El caso es que las cosas no han funcionado entre ellos, rompieron hace unas semanas ya y cada uno ha seguido su propio camino sin mirar atrás”, explicaba un confidente.