Deja 28 muertos riña en penal de Acapulco

01DEJA 28 MUERTOS

 

Una riña entre grupos antagónicos al interior del Centro de Readaptación Social (Cereso) de Las Cruces, en Acapulco, dejó un saldo de 28 reos muertos, entre ellos cinco decapitados, y tres lesionados.

Además, el director del penal, Miguel Ángel Gómez Garduño, así como todos los elementos de seguridad y custodia, incluso los jefes de las diferentes áreas, fueron separados de su cargo y se encuentran detenidos para ser investigados y deslindar responsabilidades.

En conferencia de prensa, Roberto Álvarez Heredia, portavoz del Grupo de Coordinación Guerrero, confirmó que alrededor de las 4 de la mañana del jueves comenzó el combate entre presos en el Módulo de Seguridad, motivado por la pugna permanente de grupos contrarios.

Funcionarios señalaron que el área en la que ocurrió el enfrentamiento es de máxima seguridad para reos federales.

El combate entre reos —durante el cual, de acuerdo con algunas versiones, se escucharon disparos— se prolongó por más de seis horas.

Fue hasta el mediodía cuando personal de la Gendarmería y la Policía Estatal ingresaron al centro de reclusión para aplicar los protocolos y retomar el control.

Álvarez Heredia —quien estuvo acompañado en la conferencia de prensa por Xavier Olea Peláez, fiscal general del estado, y Pedro Almazán, secretario de Seguridad Pública de la entidad— abundó que la recuperación de los cuerpos se dio en las áreas del módulo de seguridad del corredor del bloque 1 y en la zona de la cocina. También se levantaron cadáveres en el patio del bloque 3 y uno más en el área de visitas conyugales.

Al penal arribaron unos 400 efectivos del Ejército, la Policía Federal, las Fuerzas Especiales del Estado y el Grupo de Operaciones Especiales de la Fiscalía para apoyar en una vigilancia perimetral, además de que por tres horas helicópteros sobrevolaron la zona.

En entrevista con MILENIO Televisión, Álvarez Heredia aclaró que todo el personal penitenciario será investigado para deslindar responsabilidades y que mientras el penal quedará bajo el cuidado de elementos estatales y federales.

Alrededor de las 14 horas, pese a los retenes, unos 300 familiares de reos que se manifestaron para exigir información sobre las víctimas tiraron una valla metálica, pero fueron contenidos por la Gendarmería.

Ante ellos, a gritos y leyendo un celular, el vicefiscal José Antonio Bonilla identificó a algunos de los fallecidos.

La lista completa es: Bernardo Ruiz Chegot, José Ángel Rivera Gutiérrez, Fortino Roque Muñoz, Edson Morales Orozco, Érik Daniel Serrano Soto, Uriel Mendoza Barrera, Arturo Ponce de la Rosa, Ricardo Reséndiz Hernández y Alberto García Florentino.

Además, Cesáreo López Encarnación, César Giovani Núñez Segura, Alberto Tonatiuh Ortiz García, Francisco Guevara Viveros, Miguel Ángel Hernández Bautista y Rubén Alcocer Ulloa.

También Dionisio Choro Simón, René Brayan Campos Andraca, Ramón Petatán Liborio, José Isidro Pérez González, Leonel Radilla Moreno, Eduardo Nava Gutiérrez, Carlos Abel Alvarado Muñoz.

Asimismo, Víctor Manuel Campos Mónica, Saúl Barueta Rosas, José Trejo Hernández; Jonathan Martínez Hernández, Jairo Martínez Hernández y Jorge Barrientos Ortega.

ASESINAN A SACERDOTE

En el Estado de México, fue asesinado Luis López Villa, de 73 años, párroco de la iglesia San Isidro Labrador, en la colonia Ejidal el Pino, del municipio de Los Reyes la Paz.

Héctor Luis Morales Sánchez, obispo de Nezahualcóyotl, informó que por la noche del miércoles pasado algunos testigos se percataron de que la puerta del templo estaba abierta y las luces encendidas, por lo que llamaron a la secretaria, quien a su vez se comunicó con la policía.

Según la carpeta de investigación ECA/FHM/034/140422/17/07 el cuerpo del sacerdote fue hallado amordazado con cinta adhesiva y presentaba dos heridas de arma blanca, una en el corazón y otra en el cuello.

La Conferencia del Episcopado Mexicano, el cardenal Norberto Rivera y la diócesis de Nezahualcóyotl condenaron el asesinato y exigieron a las autoridades investigar para que no quede impune.

Con este suman tres homicidios de curas en lo que va del año y dos agresiones, una de éstas la que sufrió el sacerdote Miguel Ángel Machorro en la Catedral metropolitana el pasado 15 de mayo.

En lo que va del sexenio se han registrado 18 homicidios de religiosos, informó el Centro Católico Multimedial.

En Guanajuato, la procuraduría estatal informó de seis sujetos ultimados en el municipio de Yuriria.

Precisó que alrededor de las 22 horas del 5 de junio el servicio de emergencia 911 fue alertado sobre una balacera en la calle Lázaro Cárdenas, de la comunidad La Tinaja.

Policías del mando único se trasladaron al lugar y encontraron tres cuerpos en la calle y tres al interior de una casa.

En la Ciudad de México, un presunto asaltante fue asesinado de un balazo en la cabeza por un civil a bordo de un camión de pasajeros, cuando transitaba por la colonia San Juanico, de la delegación Miguel Hidalgo.

También hubo homicidios en Baja California (7), Nuevo León (3), Chihuahua (3) y Baja California Sur (1).

Con información de: Eugenia Jiménez, Heriberto Santos, Leticia Fernández, Bernardo Cisneros, Juan José García y Margarita Rojas.

RESPONSABLE DE BALACERA, UN EX POLICÍA LIBERADO EN DICIEMBRE

Roberto González Montes, El Mudo o El 32, es señalado como el responsable del enfrentamiento en la comunidad de Las Varas, donde murieron 15 integrantes del crimen organizado, informó el titular de la Comisión Estatal de Seguridad de Chihuahua, Óscar Aparicio.

Al respecto, el fiscal general de la entidad, César Augusto Peniche, informó que El Mudo es un ex policía que se unió a las filas del crimen organizado y se convirtió en líder de La Línea.

Destacó que el sujeto fue puesto en libertad en diciembre pasado, semanas después de su detención pese a que trató de sobornar a los agentes con 2 millones de pesos y amenazó con matarlos si no lo liberaban.

Autoridades señalaron a El Mudo como el responsable del asesinato de los policías estatales Humberto Olivas y Alejandro Reséndiz, ocurrido el pasado 25 de junio, en el mismo poblado del municipio de Madera.

Tras estos hechos, las autoridades solicitaron a los pobladores de Las Varas no salir de noche, lo que fue interpretado como un virtual toque de queda.