Defienden 23 senadores de EU a inmigrantes centroamericanos

01SENADORES.

Un grupo de 23 senadores demócratas pidió hoy al gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, extender las protecciones a cientos de miles de inmigrantes de El Salvador y Honduras, beneficiarios del llamado Programa de Protección Temporal (TPS).

Alrededor de 200 mil salvadoreños y 61 mil hondureños, la mayoría residentes en el área de Washington DC, se benefician del TPS con un blindaje a las deportaciones y con permisos de trabajo, pero la administración Trump ha enviado señales de un posible fin del programa, como ya ocurrió con Sudán.

 

“Una decisión de no renovar la designación del TPS para estos países socavaría los mismos objetivo estratégicos que buscamos en Centroamérica”, señalaron en una carta a la secretaria interina del Departamento de Seguridad Interna (DHS), Elaine Duke.

En mayo pasado, el DHS renovó sólo por seis meses, en lugar de los 18 meses habituales, el TPS para inmigrantes haitianos y advirtió que estos debían prepararse para su regreso a su nación, en caso de que no fuera renovado después del 22 de enero de 2018.

Legisladores y activistas, incluidos grupos religiosos, comunitarios y sindicales temen que la postura de la administración Trump para el caso de Haití se repita para los beneficiarios del TPS procedentes de los países centroamericanos, en especial El Salvador y Honduras.

En su carta, los senadores sostienen que los inmigrantes de ambos países siguen cumpliendo con los requisitos que justifican la renovación del TPS -creado a raíz del destructivo paso del huracán Mitch por Centroamérica en 1998-, en la medida que sus países de origen siguen padeciendo retos económicos y de seguridad.

“Ambos países sufren de una de las tasas de homicidios y de violencia sexual más altas del mundo… estas preocupantes estadísticas se complican por el hecho de que 66 por ciento de la población de Honduras y 31 por ciento de El Salvador, viven por debajo de la línea de la pobreza”, indicaron los senadores.

Consideraron necesario extender el TPS por razones de seguridad nacional por cuanto Estados Unidos está invirtiendo en seguridad, estabilidad y prosperidad en Centroamérica.

Entre los firmantes figuran los senadores Tim Kaine, Katherine Cortes-Masto, Elizabeth Warren, Robert Menéndez, Charles Schumer y Richard Durbin, entre otros.