Decreto Ejecutivo N° 400 crea el Plan Panamá Solidario e indica quiénes aplican para esta ayuda

001

El presidente Laurentino Cortizo junto con su Gabinete indicaron el 18 de marzo sobre la creación del Plan Panamá Solidario con el que se ayudaría a aquellas personas, que se han visto afectadas por el cierre de establecimientos comerciales y que para salvaguardar sus vidas, por lo menos se les iba a garantizar una libreta con una cantidad de dinero para comprar sus comida y medicamentos.

Tras esta declaración se crea el Decreto Ejecutivo N° 400 del 27 de marzo del 2020, que legaliza el “Plan Panamá Solidario” a través del cual el Gobierno Nacional gestionará la ayuda a los panameños cuya economía se ha visto afectada por la llegada del coronavirus y las medidas de prevención implementadas en el país.

Este decreto explica que los apoyos que se ofrecerán a través de este Plan se harán mediante la entrega de Bolsas de Comida, Bono Solidario y Vale Digital, en base a la logística requerida para para la efectiva entrega y uso de los apoyos solidarios. Sin embargo, se podrá implementar otro tipo de apoyos solidarios, atendiendo circunstancias generadas por el desarrollo de la pandemia.
¿Quiénes aplican y a quiénes se exceptúa de entregarles esta ayuda?

Esta norma establece en su artículo 4 a qué personas se les ayudará, pero explícitamente no expresa que se ayudará a personas con contratos suspendidos o que hayan perdido sus empleos en esta crisis.

Los beneficiados con este Plan según el decreto son:

a. Personas en pobreza multidimensional

b. Familias vulnerables

c. Personas que vivan en zonas de difícil acceso

d. Personas dedicadas a actividades económicas por cuenta propia

Mientras que el artículo 5 indica que se exceptúan de esta ayuda a:

a. Servidores Públicos

b. Trabajadores asalariados activos

c. Jubilados y pensionados

d. Contribuyentes cuya última declaración de renta sea superior a B/.11,000.00

Se indica que el Ministerio de la Presidencia en coordinación con el Ministerio de Desarrollo Social, serán los responsables de la asignación del Bono Solidario, tomando en cuenta la condición socio económica, según sea el caso.

Mientras que la normativa señala que la Autoridad Nacional para la Innovación Gubernamental (AIG), será la responsable de implementar la aplicación y todos aquellos medios digitales por la cual se asignará, administrará y garantizará la efectiva recepción y manejo del apoyo solidario mediante lo que será identificado como Vale Digital, en coordinación con el Ministerio de Economía y Finanzas, además de la colaboración del Tribunal Electoral, y aquellas que puedan incidir en el proyecto.

Esto es relacionado al uso de la cédula, que según se ha explicado se utilizará como una tarjeta de débito donde se le depositará a los panameños elegidos para la ayuda económica una determinada cantidad de dinero para la compra de comida y de medicamentos.

Y en su artículo 11 el decreto contempla sanciones para quienes hagan mal uso delos bonos, las bolsas de comida o los Vales digitales.

Mientras que el 15 indica que las donaciones estarán sujetas a los beneficios establecidos en la legislación que regula la materia; para ello, la Dirección General de Ingresos (DGI) emitirá las resoluciones pertinentes.