Confrontan a expolicía acusado en muerte de George Floyd en una tienda Cub Foods

001

En un video que se hizo viral, se puede ver a uno de los cuatro expolicías de Minneapolis acusados en la muerte del afroamericano George Floyd, cuando fue abordado por una clienta en un supermercado.
Según informó New York Post, Alexander Keung, quien fue liberado el viernes por la noche luego de pagar una fianza de 750 mil dólares, acudió a una tienda Cub Foods en el suburbio de Plymouth en Minneapolis cuando una clienta lo confrontó al mismo tiempo que lo grababa.
Esta clienta le preguntó a Alexander Keung que cuál era su nombre mientras se acercaba a él.
“Oh, sí, ese soy yo”, contestó el expolicía acusado en la muerte de George Floyd, algo sorprendido por la pregunta, pero manteniendo la calma en todo momento.

Cabe destacar que la persona que compartió este video en su cuenta de Twitter, se identificó como la hermana de la clienta que confrontó a Alexander Keung.

“Así que ahora que estás fuera de prisión estás comprando cómodamente en Cub Foods, como si no hubieras hecho nada”, le dijo la clienta a Keung, quien le respondió: “Yo no lo llamaría ‘cómodamente’, solo diría que tengo necesidades”, mientras sostenía un paquete de galletas Oreo en las manos.

La clienta siguió confrontando al expolicía, mientras él y su acompañante, quien no fue identificado, se dirigían a la caja para pagar: “No creo que debas tener ese derecho y ni siquiera creo que debas salir bajo fianza”, dijo en esta oportunidad la clienta, recibiendo como respuesta: “Puedo entender eso, lo siento si te sientes de esa manera”.

Ahora, la clienta, cada vez más insistente, le decía: “Tú no tienes el derecho de estar aquí. Mataste a alguien a sangre fría”, refiriéndose al afroamericano George Floyd, quien perdió la vida por asfixia el pasado 25 de mayo luego de que cuatro policías, entre ellos Alexander Keung, lo arrestaran por supuestamente intentar hacer una compra con un billete falso de 20 dólares en una tienda de abarrotes.

Eso no sería todo, ya que la clienta le dijo al expolicía si quería disculparse o sentía remordimiento, a lo que Alexander Keung respondió que solo quería terminar con sus compras e irse de ahí.

“No queremos que consigas tus cosas. Queremos que estés encerrado”, dijo la clienta, para después prometerle al expolicía que su vida será miserable a donde quiera que vaya, además de decirle que tuvo suerte que la dirección de su casa no sea del conocimiento público.

Por último, la clienta expresó: “No podrás vivir cómodamente en Minnesota ni en ningún lugar. Y volverás a la cárcel”.