Bar Refaeli, acusada de lavado de dinero y evasión de impuestos en Israel

01BAR

Bar Refaeli vive uno de sus mejores momentos profesionales como modelo a los 33 años. La que fuera novia de Leonardo Dicaprio durante un lustro (todo un récord para el actor estadounidense) ha conseguido conciliar su mediática imagen pública con su laboriosa carrera como maniquí internacional. Además, su nombre suena firmemente entre las candidatas a presentadoras del próximo festival de Eurovisión, que en 2019 tendrá lugar en su tierra natal, Israel. Un momento dulce que podría ser transitorio gracias a sus ya continuos problemas con el fisco israelí.

Según el periódico italiano ‘Corriere Della Sera’, su ensombrecida situación fiscal en Jerusalén volvería a sentarla en el banquillo, donde ya estuvo anteriormente por el mismo asunto. Ahora, la top model vuelve a ser acusada de evasión de impuestos, lavado de dinero y de mentir acerca de su patrimonio. Unas ganancias millonarias que parecen no beneficiar a la Hacienda israelí a pesar de que la ‘celebrity’ pasa la mayoría del tiempo fuera de su ciudad de origen, Tel Aviv.
Esta situación ha vuelto a saltar a la palestra por un coche todoterreno que Refaeli no habría declarado dado que le fue entregado por parte de la marca con “fines promocionales”. Esto mosqueó a los investigadores de Hacienda, que alegan desde hace tiempo que la rubia aporta al Estado una cantidad insignificante si se compara con los ingresos que amasa desde el año 2000.

Intercambios promocionales

Aunque, como anticipábamos, estos cargos no son novedad para la modelo, ya que en 2016 fue interrogada dos veces en apenas un mes por el mismo asunto. Entonces, bastaron 59 mil euros de fianza para librarse temporalmente del embrollo que parece no acabar y que podría poner en jaque un patrimonio millonario que parece resistirse a quedarse en casa. Uno de los principales problemas que Refaeli afronta tiene que ver con sus posesiones en Tel Aviv, que en anteriores ocasiones ‘olvidó’ incluir en su declaración fiscal.