Asteroide pasa cerquita de la Tierra pero la NASA se dio cuenta 6 horas después del suceso

001

Un asteroide del tamaño de un automóvil pasó cerca de la Tierra este fin de semana; sin embargo lo que más ha causado sorpresa es que en la NASA se percató seis horas después del suceso.

Es 2020 QG, antes conocido como ZTF0DxQ, el nombre del asteroide que pasó este domingo y cuyo acercamiento es el “más próximo registrado, si se descartan algunos asteroides conocidos que realmente han impactado en nuestro planeta”, dijo Paul Chodas, director del Centro de Estudios de Objetos Cercanos a la Tierra de la NASA.

El experto aseguró a Business Insider que el asteroide se acercó a nuestro planeta sin ser detectado desde la dirección del Sol, además que “no lo vimos venir”.

 

Sin embargo esto se debe a que la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio conoce únicamente una fracción de objetos cercanos a la Tierra (NEO por sus siglas en inglés). Quien dio cuenta del paso de este asteroide fue el astrónomo aficionado y profesor de física Tony Dunn, quien a través de un tuit compartió una animación del paso de ZTF0DxQ .

El QG 2020 forma parte de los asteroides que provienen de la dirección del Sol, motivo por el cual los hace muy difíciles de detectar.

Business Insider recordó que desde 2005 el Congreso le exigió a la NASA escanear en busca de amenazas, teniendo como obligación detectar el 90 por ciento de las rocas espaciales.

De acuerdo con las observaciones hechas a través de un telescopio, QG 2020 tenía entre 2 y 5.5 metros de ancho, lo cual es un tamaño entre un coche pequeño y una camioneta de cabina extendida.

Respecto a la peligrosidad que representa, el simulador “Impact Earth” arrojó que aunque en el peor de los casos solo unas pequeñas piezas del astro hubieran llegado al suelo; es decir habría desatado una explosión en el aire. Para dar una idea, ese estallido sería equivalente a detonar un par de docenas de kilotones de dinamita, parecido a una de las bombas atómicas de 1945. El asteroide avanzó a una velocidad de aproximadamente 12.4 kilómetros por segundo o aproximadamente 27,600 millas por hora.