A falta de bancos buenos son dólares: cómo es la transacción de bienes y servicios en un país sin luz

01A FALTA

En Venezuela no sólo escasea el agua y la luz. El valor de la moneda local se evaporó al punto de que los billetes no sirven para comprar casi nada. Y a falta de bolívares buenos son dólares.

La paralización del sistema bancario durante la primera semana del apagón afectó la posibilidad de los venezolanos de pagar con transferencias electrónicas y tarjetas de débito y crédito.

La solución que encontraron los comerciantes fue sencilla: cobrar directamente en dólares estadounidenses, una moneda que algunos venezolanos han ido ahorrando debajo del colchón porque hasta hace poco poseerlos era ilegal.

En Maracaibo, la segunda ciudad más poblada de Venezuela y la más golpeada por la falta de luz y una ola de saqueos que destruyeron al menos 500 negocios, las únicas tiendas que permanecen abiertas sólo aceptan pagos en divisa estadounidense, siempre y cuando los billetes sean de 5 dólares en adelante, informó Reuters.
“Todo lo venden en dólares y ¿de dónde voy a sacar esos billetes?”, se pregunta Lila Matheus, una mujer de 50 años, madre de un adolescente de 14, quien teme no encontrar un lugar para comprar alimentos en la moneda nacional.

En Caracas, la periodista Ingrid Bravo Balabú dijo que los supermercados aceptan pagos en bolívares y en dólares pero que los precios están dolarizados. “Gasté ayer 20 dólares para comprar algo de comida que me alcanza para una semana”.
En Santa Elena de Uairén, localidad limítrofe con Brasil, los comerciantes aceptan reales brasileños aunque las fronteras permanecen cerradas. Al parecer algunos efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana han conseguido una fuente alteran de ingresos al cobrar hasta 140 dólares por permitir el paso hasta Brasil.
En ese mismo estado Bolívar, donde se encuentra la averiada planta hidroeléctrica del Guri y una inmensa riqueza aurífera, hay zonas mineras donde los dueños de las tiendas sólo aceptan pagos en oro.
@CarlosAMontaner
Información q he recibido: “En todo el Estado de Guayana (Puerto Ordaz, Ciudad Bolívar, Represa Guri, etc) no se aceptan bolívares ni tampoco dólares. Los comerciantes que aún tienen y venden comida exigen el pago en oro”. La situación en Vnzla es más grave d lo q se aprecia.

Miles de venezolanos esperan en largas colas frente a las entidades bancarias desde el jueves pasado, después de 5 días hábiles sin funcionar, para retirar el máximo autorizado de 6.000 bolívares (equivalente a dos dólares). Aunque las filas ya no eran tan largas el lunes, los venezolanos aún tenían problemas para obtener efectivo